Nueva York. Los contratos a futuro del petróleo subían por sobre los US$90 el barril este miércoles a niveles cercanos a un máximo de dos años, luego que un grupo del sector informara fuertes descensos en los inventarios semanales de petróleo en Estados Unidos.

El crudo dulce ligero para entrega en febrero subía 56 centavos, o un 0,6%, a US$90,38 el barril en la New York Mercantile Exchange. El contrato del crudo Brent ascendía 50 centavos a US$93,70 el barril en la bolsa de futuros ICE de Londres.

Este martes, el American Petroleum Institute informó que los inventarios de petróleo disminuyeron en 5,8 millones de barriles en la semana finalizada el 17 de diciembre.

La reducción fue mucho mayor que lo anticipado por analistas y los operadores ahora esperan la publicación de datos clave del Departamento de Energía de Estados Unidos a las 15:30 GMT del miércoles, los que podrían confirmar la disminución.

Según la mediana de 12 analistas encuestados por Dow Jones Newswires, los inventarios habrían disminuido en 2,3 millones de barriles. Las existencias de gasolina habrían aumentado en 900.000 barriles y los destilados, que incluyen combustible de calefacción y diesel, se habrían reducido en 600.000 barriles.

El contrato a enero de la gasolina reformulada para mezcla con oxígeno, o RBOB, subía 2,40 centavos, o un 1%, a US$2,4225 el galón.

El contrato a enero del combustible de calefacción ganaba 1,07 centavos a US$2,5271 el galón.