París. El gigante petrolero francés Total reportó este viernes ingresos mayores en el cuatro trimestre gracias a los crecientes precios del crudo y el gas, y anunció planes para aumentar la inversión de capital para fomentar ganancias futuras.

Total declaró que las ganancias del trimestre, excluyendo ítemes extraordinarios y ganancias o pérdidas no contabilizadas por los cambios de valor de los inventarios de crudo, subieron un 7% a 2.730 millones de euros (US$3.630 millones).

Eso superó la estimación promedio de 2.560 millones de euros de un sondeo realizado a 16 analistas.

En términos de dólares, los ingresos subyacentes fueron un 6% mayores en comparación al alza de un 14% de su rival BP y de un 18% de crecimiento de Royal Dutch Shell Plc.

El crudo Brent promedió US$109 por barril en el trimestre, un alza del 26% respecto al mismo período del 2010, mientras que el precio que Total recibió por su gas natural subió un 21%.

Una fuerte demanda global y disturbios en varios países productores de crudo en Oriente Medio y el norte de África respaldaron los precios del petróleo el año pasado.

La producción de total se mantuvo estable en el cuarto trimestre en 2,38 millones de barriles de petróleo equivalente por día (bped) y cayó un 1% el en año a 2,35 millones de bped.

La compañía dijo que aumentaría su presupuesto de exploración en un 20% a US$2.500 millones y que invertiría US$20.000 millones en general durante este año, apuntando a un gasto promedio anual de US$23.000 millones entre 2012 y 2014.

Shell y BP también anunciaron importantes aumentos de sus presupuestos de exploración y los inversores temen que el gasto adicional no impulse lo suficiente los márgenes de retorno o que muchos proyectos nuevos no rindan mucho.

Un débil mercado de refinación pesó sobre los resultados y obligó a Total, la mayor refinería de Europa por capacidad, a amortizar el valor de sus activos de procesamiento de crudo.

Total confirmó que espera aumentar su producción entre un 2% y 3% en el 2012, dependiendo de la recuperación de la producción en Libia y Siria.