Tegucigalpa. Los pequeños ganaderos buscan mejorar sus promedios de producción con inseminación artificial.

Con este proceso, se pretende elevar la rentabilidad de las fincas beneficiadas mediante la transferencia de tecnologías, a fin de elevar su promedio de producción de 3,4 a 10 litros de leche, mejorar el intervalo entre parto actual de 20 a 13 meses, así como reducir el tiempo de monta de 45 meses que se toma actualmente a 28 meses.

Jeovany Pérez, director de la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (Dicta), informó que este año se continuará con una serie de capacitaciones sobre inseminación artificial, nutrición, manejo del hato y fincas, mejoramiento genético, establecimiento de nuevas pasturas para conservación en épocas críticas, salud del hato ganadero, buenas prácticas de ordeño y uso de registros técnicos.

En el año 2011 se capacitarán 400 productores de diez regiones de Honduras: Yoro, Comayagua, litoral atlántico, Choluteca, Olancho, El Paraíso, Cortés, Santa Bárbara, Copán y Francisco Morazán, quienes inseminarán 10.000 vacas de su hato ganadero para incrementar en 18 meses con más de 6.000 cabezas de las razas Yersey, Normándica y Simmental.