BHP, la mayor compañía minera del mundo, dijo este martes que sus ganancias para todo el año escalaron un 33%, ayudadas principalmente por el aumento de los precios del petróleo y de los metales básicos.

Las utilidades estructurales para el año completo finalizado el 30 de junio crecieron a US$8.930 millones desde US$6.730 millones el año anterior. Sin embargo, la cifra incumplió las estimaciones de US$9.270 millones según 15 analistas consultados por Thomson Reuters I/B/E/S.

Las ganancias estructurales son observadas por los analistas e inversores como una medida del desempeño central de la compañía, excluyendo utilidades o pérdidas extraordinarias.

Incluyendo esos ítemes extraordinarios, las utilidades cayeron un 37% a US$3.710 millones, lo que refleja un cargo único de esquisto por alrededor de US$2.800 millones después de impuestos.

Las ventas de su mayor división, la de mineral de hierro, se incrementaron un marginal 1,3%, mientras que las de cobre se dispararon casi un 60%, respaldadas por una mayor producción en su mina Escondida en Chile.

El cargo se debe a la venta de sus activos de petróleo y gas de esquisto a BP Plc a un precio mejor al esperado de US$10.500 millones en julio, que terminó con desastrosos siete años de incursión en el negocio en el que la compañía gastó efectivamente US$19.000 millones de los fondos de accionistas.

"A través de nuestra dramática simplificación de cartera de activos 'tier one', vemos el fuerte impulso de este año trasladado al mediano plazo", dijo el presidente ejecutivo, Andrew Mackenzie.

La ganancia también reflejó un cargo por US$650 millones en sus resultados del año fiscal 2018 después del colapso de una represa de la mina Samarco en Brasil que dejó 19 muertos.

Los ingresos totales se incrementaron un 20% durante el período, a US$45.810 millones.

Las ventas de su mayor división, la de mineral de hierro, se incrementaron un marginal 1,3%, mientras que las de cobre se dispararon casi un 60%, respaldadas por una mayor producción en su mina Escondida en Chile.

BHP dijo que recortó su deuda neta a US$10.900 millones durante el período, lo que se ubicó en la parte baja de su objetivo de entre US$10.000 millones y US$15.000 millones.