Londres. SABMiller reportó unas ganancias anuales por encima de las expectativas de los analistas luego de que su desempeño mejoró en la segunda mitad del año fiscal, pero dijo que el entorno comercial seguirá siendo difícil en su nuevo ejercicio.

El fabricante de Peroni, Grolsch y otras cervezas reportó unas ganancias operativas de US$6.370 millones en el año financiero que terminó el 31 de marzo, por encima del pronóstico promedio de los analistas de US$6.230 millones, según un consenso recopilado por la empresa.

Los ingresos netos fueron de US$26.290 millones, también por encima de las estimaciones de los analistas de US$26.230 millones.

SABMiller ya había reportado que su volumen mundial de cerveza fue plano el año pasado.

De cara al futuro, la compañía dijo que anticipa que el entorno comercial seguirá siendo desafiante y que su negocio continuará siendo afectado por la volatilidad de las monedas.