Madrid. El banco español Santander anunció el jueves una caída del 13% de su ganancia a septiembre hasta 5.303 millones de euros, en una jornada en la que sus cifras se vieron relegadas a un segundo plano tras reconocer que necesitará 6.474 millones de euros para cumplir los nuevos requisitos de capital de la zona euro.

La ganancia a septiembre se situó en un nivel ligeramente por debajo de las previsiones de los analistas, que esperaban de media una utilidad de 5.500 millones de euros.

En el mercado, las acciones de Santander subían un 3,79% a 6,212 euros en medio de un mercado alcista por la lectura favorable que el mercado hizo el jueves de los acuerdos de la cumbre de la Unión Europea para recapitalizar la banca europea.

En función de estos acuerdos, los bancos europeos necesitarán 106.000 millones de euros de capital, de los cuales 26.161 millones de euros corresponden a los cinco grandes bancos españoles.

A pesar de las necesidades de capital identificadas, Santander manifestó que el banco no tiene previsto ampliar capital y manifestó que de hecho "tiene el objetivo de alcanzar el 10% de core capital en junio de 2012 (límite impuesto por las autoridades europeas), superando los nuevos requerimientos (9%) sin ampliar capital y manteniendo la política de dividendos".

El banco recurrirá para alcanzar los nuevos mínimos de capital en el plazo establecido a "la fuerte capacidad de generación de beneficios y la solidez del balance (...) manteniendo una retribución de 0,6 euros por acción en 2011".

Según Santander, la contabilización de la deuda pública a precio de mercado realizada en el examen de la Autoridad Bancaria Europea tendrá un impacto de 1.500 millones de euros en los recursos propios básicos.

Santander dijo que al cierre del tercer trimestre del 2011, su core capital era del 9,42% con la normativa vigente.

Pese al descenso de la ganancia, la entidad mejoró su margen de intereses en un 4,4% en los primeros nueve meses a 22.853 millones de euros.

Las previsiones de los analistas auguraban un margen de intereses de 22.900 millones de euros.