Madrid. Banco Santander anunció el martes un descenso de un 35% en su ganancia neta del 2011 a 5.351 millones de euros (US$7.000 millones), debido al incremento de las provisiones para afrontar el deterioro de los activos inmobilarios en España.

Analistas habían previsto una utilidad neta de 7.095 millones de euros, según un sondeo de Reuters entre 14 casas de análisis.

La entidad señaló que sus resultados recogen saneamientos extraordinarios por importe de 3.183 millones de euros que incluyen con una dotación de 1.812 millones de euros para activos inmobiliarios en España, anticipándose al plan del gobierno de elevar las provisiones para los activos ligados al ladrillo desde el 30% al 50%.

El margen de intereses de Santander subió un 5,5% a 30.821 millones de euros, frente a pronósticos que apuntaban a un dato de 30.513 millones de euros.

La entidad cerró el 2011 con una tasa de morosidad a nivel de grupo de un 3,89%, frente al 3,86% al cierre de septiembre. En España, la tasa de mora se situó en el 5,49%, frente al 5,15% de los nueve primeros meses del 2011.