Sao Paulo. La ganancia del Banco Bradesco de Brasil superó las expectativas en el tercer trimestre, porque el segundo mayor prestamista privado redujo sus provisiones para cubrir créditos de mala calidad y la morosidad bajó por primera vez en seis trimestres.

Las utilidades subieron frente al trimestre anterior, pese a una baja de la ganancia por intereses y de las primas de seguros, luego de que los costos del crédito cayeron a un mínimo histórico en la mayor economía de América Latina.

El beneficio neto recurrente de Bradesco, un parámetro que excluye partidas extraordinarias, subió un 0,9% a 2.890 millones de reales (US$1.430 millones) frente al segundo trimestre, lo que se compara con una previsión de 2.880 millones de reales, según un sondeo de Reuters.

El libro de créditos de Bradesco se expandió un 1,8%, menos de lo estimado en el sondeo, dado que el prestamista adoptó un acercamiento más prudente respecto a los créditos.

Los préstamos morosos por más de 90 días -el indicador más seguido de la industria sobre incumplimientos en los créditos- bajaron, en línea con las expectativas del sondeo. El llamado ratio de morosidad bajó a un 4,1% de los créditos totales de Bradesco al cierre de septiembre desde el 4,2% en el segundo trimestre.

El declive en el índice le permitió al prestamista rebajar las provisiones netas para los créditos incobrables en un 3,1% a 3.303 millones de reales desde el segundo trimestre. La rebaja en las provisiones ayudaron a elevar el retorno sobre capital (RoE), pese a un declive en los ingresos vinculados a intereses, operaciones y seguros.

La medida de rentabilidad bajó a un 19,9%, la lectura más baja desde comienzos del 2009, desde el 20,6% en el trimestre previo y del 22,4% del año 2011.

El sondeo de Reuters había calculado que el RoE, el indicador de referencia para la rentabilidad en los bancos, sería de un 18,1%.

La ganancia neta en el tercer trimestre, que alcanzó los 2.862 millones de reales a finales de septiembre, no cumplió con las estimaciones del sondeo.