La ganancia de CarMax Inc. (KMX) aumentó un 4,8% en el segundo trimestre de su año fiscal, pese al beneficio derivado del aumento en las ventas y precios durante el 2009.

Los resultados de la compañía superaron las expectativas de los analistas.

El mayor vendedor de vehículos usados en Estados Unidos ha visto una mejora considerable en sus resultados este año ante el repunte que han registrado las ventas. El negocio de los autos usados se mantuvo relativamente positivo durante la recesión debido a que los usuarios evitaron gastar en nuevos modelos más caros.

Durante los tres meses al 31 de agosto, CarMax registró una ganancia de US$107,9 millones, o 48 centavos por acción, un aumento frente al beneficio de US$103 millones, o 46 centavos por acción, en el mismo período del año pasado, que incluía una ganancia de 10 centavos.

La empresa informó que los ingresos aumentaron un 13% a US$2.340 millones, por sobre el aumento del 13% del año pasado. Las ventas de autos usados en locales comparables aumentaron un 4%.

Según una encuesta de Thomson Reuters, los analistas esperaban, en promedio, que la firma anunciara una ganancia trimestral de 40 centavos por acción e ingresos de US$2.270 millones.

El margen bruto descendió del 15,1% al 14,9% debido a un aumento en los costos, pese a que los precios promedio de ventas de vehículos usados y nuevos aumentaron un 5,2% y un 0,2%, respectivamente.

Las acciones cerraron el martes a US$24,12 y no registraron actividad antes de la apertura.