Detroit. Las acciones de General Motors Co escalaban este jueves poco después de la apertura de los negocios luego de que la automotriz reportó un aumento en más del doble de sus ingresos ajustados netos en el segundo trimestre, impulsados por ventas de camiones y camionetas en América del Norte y por la fortaleza en China.

Las acciones de GM subían un 6,76%, a US$32,35, poco después de la apertura de las bolsas en Nueva York.

Sin contar cargos extraordinarios, la empresa ganó US$2.900 millones, o US$1,29 por papel en el último trimestre, desde US$1.400 millones o US$0,58 por acción, superando los US$1,08  por acción que esperaban los analistas.

El incremento en la ganancia se produjo pese al declive en las entregas globales de vehículos y de una baja del 3,5% en las ventas globales.

La ganancia neta aumentó a US$1.100 millones, o US$0,67 por acción, desde US$200 millones, o US$0,11 por título, en el mismo período del año previo.

Las operaciones de GM en América del Norte fueron el principal motor de crecimiento de la compañía, donde duplicó su beneficio a US$2.800 millones sobre márgenes de 10,5%, que la empresa dijo eran un récord para cualquier trimestre desde que salió de la quiebra en 2009.

El jefe de finanzas de GM, Chuck Stevens, reafirmó el jueves el pronóstico de la compañía de que la ganancia operacional para todo el año mejorará en comparación a los US$9.300 millones del año pasado.

Stevens agregó que la automotriz aún prevé mantener una alta rentabilidad en China, pese a ventas de vehículos más lentas a lo previsto y a la fuerte competencia en precios en el mayor mercado mundial de vehículos.

GM dijo que sus operaciones conjuntas en China mejoraron los márgenes de ganancia a un 10,2% respecto al 10% del mismo trimestre del 2014, pese a la floja demanda en el mayor mercado mundial de vehículos.

La compañía se comprometió a gastar US$14.000 millones en nuevos vehículos e instalaciones en China en los próximos años.

"Nuestra visión a largo plazo para China no ha cambiado", sostuvo Stevens.

El ejecutivo afirmó que en los últimos 12 meses, el retorno sobre inversión de capital de GM fue de un 23,4%, más que la meta del 20% acordada con un grupo de accionistas.

Las operaciones de GM en América del Norte fueron el principal motor de crecimiento de la compañía, donde duplicó su beneficio a US$2.800 millones sobre márgenes de 10,5%, que la empresa dijo eran un récord para cualquier trimestre desde que salió de la quiebra en 2009.

No obstante, los resultados en América del Norte fueron afectados por un cargo de US$75 millones para un fondo de compensación para víctimas en su llamado a revisión de millones de vehículos con sistemas de encendido defectuoso.

Eso elevó el costo del fondo de compensación a US$625 millones, cifra que Stevens dijo que no aumentará en forma significativa.