JPMorgan Chase & Co, el banco más grande de Estados Unidos, dijo este viernes que sus oficinas de Londres generaron US$4.400 millones en pérdidas por operaciones de derivados de créditos, aunque reportó una ganancia general que fue levemente afectada por las polémicas transacciones.

El banco perdió dinero en malas operaciones con derivados realizada por su Oficina de Presidencia de Inversiones (CIO por su sigla en inglés), pero dijo que se trató de un evento aíslado que ha sido revisado por el grupo.

La ganancia neta de JPMorgan en el segundo trimestre fue de US$4.960 millones, o US$1,21 por acción, que se comparan con un beneficio de US$5.430 millones, o 1,27 dólares por título, en el mismo período del año anterior.

Los resultados de ambos períodos incluyen ítems especiales.

Las pérdidas por derivados después de impuestos redujeron la ganancia por acción del banco en 69 centavos, dijo JPMorgan.

Las acciones caían un 1,4% en las transacciones previas a la apertura oficial del mercado.

Los ingresos del segundo trimestre sumaron US$22.900 millones. Los analistas esperaban una ganancia por acción de 0,70 dólares en el período e ingresos por US$21.790 millones, según Thomson Reuters I/B/E/S.