Rio de Janeiro. La minera brasileña Vale reportó el jueves que sus ganancias del segundo trimestre más que se cuadruplicaron, frente al mismo periodo del año anterior, porque un nuevo sistema de fijación de precios del mineral de hierro impulsó el valor del metal al doble.

Las ganancias escalaron a 6.640 millones de reales (US$3.770 millones), desde los 1.490 millones de reales del mismo periodo del año anterior, según una presentación a los reguladores.

Analistas sondeados por Reuters esperaban, en promedio, que la empresa reportará una ganancia de US$3.830 millones.

Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, una medida clave de la generación de efectivo conocida como Ebitda, crecieron un 203% a 10.430 millones de reales, frente al mismo periodo del año anterior.

La producción de mineral de hierro creció un 32%, a 75,9 millones de toneladas por año, el nivel más alto desde el tercer trimestre del 2008, debido a que la recuperación económica mundial permitió a la empresa reabrir operaciones suspendidas.

Este año Vale cambió a un sistema de fijación de precios trimestral, después que el viejo mecanismo anual de referencia se colapsara en medio de las disputas con China, el mayor comprador del metal del mundo.

Las ganancias escalaron un 130% en el segundo trimestre, frente al mismo trimestre anterior, impulsadas por un alza de los precios de venta del mineral de hierro, como resultado del cambio al sistema trimestral.