Santiago. La minera Escondida en Chile, el mayor yacimiento de cobre del mundo, disminuyó sus ganancias un 16% entre enero y septiembre debido a una menor producción, dijo este martes su controlador, pese a un repunte en el precio del metal.

BHP, dueña del 57,5% del yacimiento, informó que las utilidades de Escondida sumaron US$566 millones a septiembre comparado con los US$671 millones  de igual período del año pasado.

En el resultado de la minera incidió una baja en su producción del 21%, a 602.744 toneladas entre enero y septiembre, debido a los efectos de una extensa huelga en la primera mitad del año.

No obstante, la producción de Escondida creció un 23% en el tercer trimestre por la puesta en marcha de una expansión y una mejor ley de mineral.

La producción del yacimiento, ubicado en el norte del país, estuvo compuesta por 440.841 toneladas de concentrado de cobre y 161.902 toneladas de cátodos en los primeros nueve meses del 2017.

En el período, las ventas sumaron US$3.878 millones, un alza del 3%, debido principalmente al mayor precio del cobre, contrarrestado parcialmente por la menor producción.

Los costos, en tanto, subieron un 5%. En la propiedad de Escondida también participan Rio Tinto, JECO Corporation y JECO 2.