La ganancia de Navistar International Corp. (NAV) se redujo un 55% en el cuarto trimestre de su año fiscal, después que la división de motores registrara una pérdida.

El segmento de camiones comerciales, sin embargo, experimentó un crecimiento y el resultado trimestral superó las expectativas de los analistas.

Durante el trimestre finalizado el 31 de octubre, la fabricante de camiones comerciales y motores generó una ganancia de US$39 millones, o 54 centavos por acción, un descenso frente a los US$86 millones, o US$1,19 por acción, en el mismo período del año pasado.

El período de este año incluyó 14 centavos por acción en gastos por despidos y otros relacionados a un nuevo contrato laboral con el sindicato de Trabajadores Automotrices Unidos. El trimestre del año pasado incluyó 58 centavos en gastos relacionados con la interrupción de las operaciones en parte de sus plantas.

Los ingresos aumentaron un 2,7% a US$3.400 millones, después de caer un 15% en el trimestre del 2009.

Los analistas consultados por Thomson Reuters esperaban, en promedio, una ganancia trimestral, sin incluir cargos extraordinarios, de 60 centavos por acción e ingresos de US$3.210 millones.