Smithfield Foods Inc. (SFD) registró una ganancia en el primer trimestre de su año fiscal, con lo que revirtió la pérdida del mismo lapso del año pasado debido a la débil demanda en todo el sector.

Pero, si bien el mayor productor y procesador mundial de carne de cerdo se vio beneficiado en el último trimestre por el aumento de precios, sus ingresos no cumplieron con las expectativas de los analistas.

Para el trimestre que finalizó el 1 de agosto, Smithfield -cuyas marcas incluyen John Morrell, Farmland y Butterball- registró una ganancia de US$76,3 millones, o 46 centavos por acción, lo que se compara con la pérdida de un año antes de US$107,7 millones, o 75 centavos por acción. Los ingresos aumentaron un 7% a US$2.900 millones.

Los analistas encuestados por Thomson Reuters esperaban que la firma anunciara una ganancia trimestral de 46 centavos por acción e ingresos de US$3.070 millones.

El margen bruto se elevó del 3,6% al 12,7% tras las alzas de precios y reducciones de costos.

El negocio de producción porcina de Smithfield volvió a territorio positivo gracias a los mayores precios y márgenes al tiempo que los ingresos aumentaron un 36%. El negocio de carne fresca de cerdo también revirtió la pérdida de hace un año para registrar una ganancia gracias a que las ventas aumentaron un 10% por las alzas de precios y las mayores exportaciones.

Las acciones cerraron el martes en US$16,30 y no registraban actividad en las negociaciones previas a la apertura del mercado. La acción ha registrado un ascenso del 28% en el último año.