Madrid. La española Telefónica dijo este jueves que su ganancia neta se incrementó en el primer trimestre 2%, gracias a que la robustez de sus operaciones en Latinoamérica contrarrestaron la debilidad de sus resultados en España.

En una nota de prensa, la operadora confirmó sus compromisos de resultados y dividendo hasta 2012, incluyendo el objetivo de alcanzar ese año una ganancia por acción de 2,1 euros.

Telefónica reportó que su utilidad neta llegó a 1.656 millones de euros (US$2.095,7 millones), en línea con las previsiones de los analistas, que esperaban en promedio un crecimiento de 2,3%, a 1.730 millones de euros.

Los ingresos, presionados por la caída de tarifas y la recesión en España, crecieron 1,7%, a 13.932 millones de euros. En términos orgánicos, el aumento fue de 0,9%.

"En el primer trimestre de 2010 se consolida la tendencia de aceleración de los ingresos del grupo, reflejando el éxito de la estrategia de la compañía que prioriza la captura de oportunidades de crecimiento en el mercado", dijo la operadora telefónica.

La compañía adquirió a principios de año la alemana Hansenet, y ha presentado esta semana una oferta de 6.300 millones de euros por cerca de 35% del capital de la operadora brasileña Vivo para crear un operador integrado fijo-móvil en su mercado de mayor crecimiento.

Hasta marzo, el resultado operativo antes de intereses y amortizaciones (OIBDA) cedió 4,1%, a 5.114 millones de euros.

Los analistas consultados por Reuters habían esperado en promedio un incremento de 0,9% de los ingresos y un recorte de 1,9% del OIBDA en el primer trimestre.

La compañía reiteró que prevé para 2010 un aumento del OIBDA consolidado de entre 1% y 3%, y un aumento de los ingresos de entre 1% y 4%.

Abonados suman 269 millones. Telefónica contaba a finales de marzo con unos 269 millones de clientes, de los cuales unos 206 millones eran abonados de telefonía móvil (4,3%), mientras que 42 millones eran de telefonía fija (-1%). En acceso de banda ancha a Internet, el número de clientes creció 25,2%, a 16 millones.

Mientras que los ingresos en España bajaron en el primer trimestre 5,7%, a 4.633 millones de euros, Telefónica Latinoamérica consolidó su posición de principal fuente de ingresos del grupo al subir la facturación 7,4%, a 5.626 millones de euros.

Su principal mercado en esta región es Brasil, donde Telefónica controla el operador fijo Telesp y se reparte con Portugal Telecom la gestión de Vivo. El objetivo declarado es fusionar Telesp con Vivo para dirigir un operador integrado fijo-móvil con más de 61 millones de clientes.