United Parcel Service (UPS) reportó este martes una menor ganancia en el tercer trimestre, lo que atribuyó a la desaceleración del comercio global, y dijo que había "algo de incertidumbre" sobre la fortaleza de la próxima temporada de fiestas de fin de año.

Las ganancias por acciones de UPS, la mayor compañía mundial de entrega de encomiendas, cumplieron con las estimaciones, pero su ingreso trimestral cayó en la comparación interanual y no cumplió con lo previsto por Wall Street.

UPS y su rival FedEx Corp son vistas como termómetros de la salud de la economía debido al volumen de bienes que transportan. El valor de los paquetes que mueve UPS en sus camiones y aviones es equivalente al 6% del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos y a un 2% del PIB global.

"Estamos viendo un ambiente de crecimiento más lento y los clientes siguen cambiando a métodos de transporte más lentos", afirmó Logan Purk, analista de Edward Jones.

"La carga aún se mueve, pero con esquemas de transporte más baratos, lo que afecta a los ingresos y, por lo tanto, a la rentabilidad", agregó.

Purk puso una recomendación de "mantener" a las acciones de UPS, citando la compra pendiente por 5.200 millones de euros (US$6.700 millones) de la holandesa TNT Express -la mayor compra en los 105 años de historia de UPS-, así como también a la desaceleración de la economía y la cautela de los clientes.

Las ganancias de UPS se redujeron a US$469 millones, o US$0,48 por acción, en el tercer trimestre, desde los US$1.070 millones, o US$1,09 por acción, en el mismo período del año anterior.

"Nuestros resultados fueron logrados en un ambiente de desaceleración del comercio global y una dinámica de mercado cambiante", dijo el presidente ejecutivo de UPS, Scott Davis, en un comunicado.

UPS reportó mayores ganancias en su segmento internacional, pero ajustó su red para lidiar con una desaceleración de los despachos desde Asia y una mayor demanda por opciones de envío más baratas.

Las ganancias ajustadas fueron de US$1,06 por título, comparados con los US$1,09 por acción de igual período del año pasado.

Los ingresos sumaron US$13.070 millones, por debajo de los US$13.170 millones del mismo lapso del año pasado. Analistas esperaban US$13.300 millones, según Thomson Reuters I/B/E/S.

"Aunque hay algo de incertidumbre sobre la magnitud de la temporada de compras de fiestas de fin de año, confiamos en la capacidad de UPS para cumplir", dijo el vicepresidente financiero de la compañía, Kurt Kuehn, en un comunicado.

UPS proyecta ganancias ajustadas para el 2012 de entre US$ 4,55 y US$4,65 por acción, que sería entre un 5% y un 7% por sobre la cifra del 2011. Analistas prevén una ganancia de UPS de US$4,56 por acción, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Las acciones de UPS subían un 3,1%, a US$73,79, a las 14:00 GMT.

FedEx, el segundo mayor grupo mundial de entrega de encomiendas, ya recortó su pronóstico para el año fiscal 2013, advirtiendo que el debilitamiento de la economía ha llevado a más clientes a reducir costos y escoger métodos de envío más baratos para bienes, desde piezas de automóvil a computadores personales.