Río de Janeiro. La compañía controlada por el Estado brasileño Petrobras reportó este viernes un fuerte aumento de sus ganancias netas en el segundo trimestre, ayudada por el repunte de los precios del petróleo, según un documento enviado al regulador local.

Petrobras obtuvo una utilidad neta de 10.072 millones de reales (US$2.690 millones), muy por encima de los 360 millones de reales (US$95,8 millones) que reportó en el mismo periodo del año anterior, cuando la empresa se vio afectada por un cargo extraordinario vinculado al pago de impuestos.

Se preveía que la empresa registrara un beneficio de US$1.505 millones en el trimestre, según estimaciones de analistas.

Ajustada antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA), la ganancia llegó a 30.067 millones de reales (US$8.005 millones), en comparación con los 19.094 millones de reales (US$5.084 millones) en el mismo periodo del año pasado.

Los resultados fueron apuntalados por precios más altos del crudo, actualmente por sobre US$70 el barril, lo que contribuyó a que los ingresos subieran a 84.395 millones de reales (US$22.510 millones).

Los resultados fueron apuntalados por precios más altos del crudo, actualmente por sobre US$70 el barril, lo que contribuyó a que los ingresos subieran a 84.395 millones de reales (US$22.510 millones) desde 66.996 millones de reales en 2017, cuando el barril cotizaba a menos de US$60.

Sin embargo, la petrolera, la más endeudada del mundo, dijo que su deuda neta aumentó a 284.027 millones de reales desde 270.712 millones de reales, aun cuando la proporción entre la deuda y el EBITDA se redujo a 3,23 desde 3,52.

Petrobras reiteró que aún apunta a bajar la medición a 2,5% para fines de año.

A las 1322 GMT, las acciones de Petrobras subían un 3,53% tras un alza inicial de 5%, mientras que l índice Bovespa ganaba un 0,93%.