La minera brasileña Vale SA reportó el jueves una ganancia neta de US$525 millones en el cuarto trimestre, por debajo de las expectativas de los analistas tras anotar unas pérdidas de valor.

El mayor productor mundial de mineral de hierro reportó un EBITDA ajustado, o ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, de US$4.770 millones.

La firma también dijo que su directorio aprobó que se pague a los accionistas un total de 4.700 millones de reales (US$1.530 millones) en dividendos, o 0,91 reales por papel.

El dividendo, si es aprobado por la asamblea general de la compañía, será pagado a partir del 28 de abril.