La ganancia de la multinacional de bienes de consumo Procter & Gamble Co. (PG) cayó un 12% en el cuarto trimestre de su año fiscal, en parte debido a los beneficios de un año antes por operaciones discontinuas, a medida que los costos generales ascendían un 17% debido a los mayores gastos en marketing.

Los ingresos fueron inferiores a lo proyectado por la compañía y la firma de productos para el consumidor estimó para el primer trimestre un beneficio de entre 97 centavos y US$1,01 por acción, así como un aumento del 1% al 3% en los ingresos. Los analistas consultados por Thomson Reuters esperan, en promedio, una ganancia de US$1,04 y un ascenso del 2% en los ingresos a US$20.260 millones.

Para el año, P&G anticipa una ganancia de entre US$3,91 y US$4,01, y un crecimiento en los ingresos del 2% al 4%. Los analistas anticipan US$3,98 y un crecimiento del 3%, respectivamente.

Las acciones caían un 3,59% a US$89,53 en las transacciones electrónicas previas a la apertura.

P&G registró una ganancia de US$2.190 millones, o 71 centavos por acción, durante el cuarto trimestre fiscal, una disminución frente al beneficio de US$2.470 millones, u 80 centavos por acción, del mismo período del año anterior.

La empresa informó el martes que los ingresos crecieron un 4,7% a US$18.930 millones en los tres meses al 30 de junio.

En abril, la empresa había proyectado una ganancia trimestral de entre 68 y 74 centavos por acción y un crecimiento del 6% al 7% en los ingresos.

Las ventas orgánicas, un indicador que excluye las adquisiciones y el tipo de cambio, aumentaron un 4%, para ubicarse en el extremo inferior de la proyección de la compañía. El volumen creció un 8% tras la debilidad del año previo, su mayor aumento en cinco años y medio.

El margen bruto aumentó del 49% al 49,5%.