La ganancia trimestral de Bank of Nova Scotia subió un 57% gracias a la venta de su sede central en Toronto, lo que motivó un alza en el dividendo ofrecido a los accionistas del tercer mayor banco de Canadá.

Scotiabank informó una utilidad de 2.100 millones de dólares canadienses, o 1,69 dólares por acción, en su tercer trimestre fiscal terminado el 31 de julio, en comparación con los 1.300 millones de dólares, o 1,10 dólares canadienses por acción del mismo período del año anterior.

Descontando la ganancia de 614 millones de dólares proveniente de la venta de oficina y otros ítems especiales, el beneficio fue de 1,22 dólares por acción, levemente por encima de las expectativas de analistas de 1,19 dólares canadienses por acción, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Scotiabank acordó vender el complejo Scotia Plaza por 1.270 millones de dólares previamente este año.

El banco dijo que estaba intentando sacar provecho del candente mercado de oficinas en Toronto, pero analistas dijeron que los recursos de la venta se destinaron a fortalecer la posición de capital de Scotiabank, antes de la implementación de las reglas más estrictas de Basilea III en el 2013.

El banco elevó su dividendo trimestral en 2 centavos de dólar canadiense a 57 centavos por acción.