Detroit. Chrysler Group LLC continuó en el tercer trimestre con su regreso tras una bancarrota y reportó este lunes un incremento del 80% en sus ganancias netas gracias a las ventas de un nuevo modelo.

Chrysler, en su mayoría propiedad de la italiana Fiat SpA, ratificó también sus estimaciones para todo el año.

Las ganancias netas de Chrysler crecieron a US$381 millones, desde los US$212 millones registrados en el mismo periodo el año pasado. Los ingresos totalizaron US$15.480 millones, un incremento del 18% respecto a los US$13.070 millones del año anterior.

A nivel global, las ventas de autos de Chrysler crecieron un 12% en el trimestre, a 556.000 vehículos.