Coca-Cola reportó este martes una ganancia trimestral en línea con lo estimado por analistas, aunque los ingresos incumplieron por poco las expectativas, lo que motivó una caída cercana al 1% en sus acciones antes de la apertura del mercado.

El fabricante de bebidas más grande del mundo, con marcas como Sprite, Fanta y Minute Maid, dijo que sus ingresos y utilidades fueron afectados por la apreciación del dólar estadounidense, que reduce el valor de las ventas al extranjero.

Coca-Cola registra la mayor parte de sus ventas fuera de Estados Unidos, de modo que los cambios en la moneda pueden tener efectos notorios en los resultados.

La ganancia neta de Coca-Cola fue de US$2.310 millones, o 50 centavos de dólar por acción, en el tercer trimestre que terminó el 28 de septiembre, más que los US$2.200 millones, o 48 centavos de dólar por acción estadounidense, registrados en el mismo período del año pasado.

Excluyendo ítems, las utilidades fueron de 51 centavos de dólar por acción, en línea con el promedio de las estimaciones de analistas, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Los ingresos subieron un 1% a US$12.340 millones, poco menos a los US$12.410 millones pronosticados por los analistas.

Las acciones de Coca-Cola perdían un 0,9%, a US$37,80, poro antes de la apertura de los negocios.