Sao Paulo. Itaú Unibanco, el mayor banco privado de Brasil, no logró cumplir con las expectativas de ganancias trimestrales porque los incumplimientos de sus clientes subieron a su nivel más alto en dos años.

La escalada de impagos llevó a Itaú Unibanco a aumentar las provisiones por préstamos incobrables un 37,7% interanual en el primer trimestre.

La ganancia cayó frente al cuarto trimestre del 2011 porque los créditos aumentaron al ritmo más lento en más de dos años, al tiempo que los ingresos por intermediación de valores y comisiones por servicios financieros se debilitaron.

El banco dijo que la ganancia recurrente, que excluye los ítems extraordinarios, bajó un 2,6% a 3.544 millones de reales (US$1.885 millones) respecto del año anterior. La estimación promedio en un sondeo de Reuters a 11 analistas era de 3.610 millones de reales (US$1.923,7 millones).

Los resultados de la banca brasileña han aumentado el temor de que se esté acercando una fase nueva para el que ha sido, tradicionalmente, el sector más rentable del país.

Itaú Unibanco cerró el primer trimestre con una ganancia neta de 3.425 millones de reales (US$1.821 millones), que se compara con 3.530 millones de reales (US$1.881 millones), del mismo período del 2011, una baja de un 2,9%.

La presión política para reducir las tasas de interés podría limitar los márgenes de ganancia, justo en momentos en que aumentan los incumplimientos y cae la demanda por nuevos créditos.

Este mes, la presidenta brasileña Dilma Rousseff demandó que los bancos del sector privado aumenten los créditos y bajen las tasas para ayudar a revivir la alicaída economía.

Los estatales Banco do Brasil -el mayor de la nación- y Caixa Econômica Federal están acelerando las entregas de préstamos y reduciendo las tasas para obligar a sus rivales a imitarlos.

El lunes, Banco Bradesco reportó una ganancia que incumplió por poco los pronósticos ante una menor ganancia por intereses y un salto de los incumplimientos hasta un máximo de dos años.

En Itaú Unibanco, el retorno sobre capital cayó a un 19,3%, el nivel más bajo desde por lo menos el cuarto trimestre del 2009. En el primer trimestre del 2011 había sido del 22,7% y del 21,4% en el último trimestre del 2011.

El sondeo de Reuters había estimado que ese indicador caería a un 19,9%.

La cartera de crédito del banco sumó 400.519 millones de reales (US$213,4 billones) en el período enero-marzo, una subida de un 16,1% interanual.

El incremento en los créditos se produce dentro de las expectativas de la gerencia, que había anticipado un alza de entre un 14 a un 17% para este año.

Los préstamos morosos por más de 90 días, el indicador principal de la industria para futuros incumplimientos, subieron a un 5,1% de la cartera al fin de marzo, el nivel más alto desde el 5,6% de fines del 2009.

Itaú Unibanco cerró el primer trimestre con una ganancia neta de 3.425 millones de reales (US$1.821 millones), que se compara con 3.530 millones de reales (US$1.881 millones), del mismo período del 2011, una baja de un 2,9%.