Nueva York. Kellogg reportó este miércoles una caída de su ganancia trimestral afectada por los altos costos de los ingredientes, tales como el trigo y lácteos, y por sus inversiones en marcas.

El fabricante de cereales y bocadillos, cuyas marcas incluyen a Frosted Flakes y Pop Tarts, reportó una utilidad neta de US$366 millones, o 1 dólar por acción, en el trimestre.

La cifra se compara con los US$418 millones de dólares, o US$1,09 por acción, del mismo lapso del año previo.

Las ventas netas de Kellogg Co aumentaron a US$3.490 millones, desde 3.320 millones un año antes.

Kellogg Company es una compañía que desde 1922 se dedica a la fabricación y comercialización de cereales preparados, tales como cereales, galletas, galletas saladas, pasteles, bocaditos de fruta, waffles congelados y alimentos vegetarianos.

Fuera de los Estados Unidos, la firma tiene instalaciones en Australia, Brasil, Canadá, China, Colombia, Ecuador, Alemania, Gran Bretaña, India, Japón, México, Rusia , Sudáfrica, Corea del Sur, España, Tailandia y Venezuela.