Londres. La cadena minorista Ahold anotó este jueves un aumento del 7,5% en sus ganancias operativas del tercer trimestre, con lo que incumplió con las previsiones del mercado, y reiteró que espera que persistan las condiciones difíciles en su mercado de Estados Unidos.

El grupo declinó comentar si estaba cerca de identificar objetivos de adquisición, dado que posee más de 2.000 millones de euros (US$2.700 millones) en efectivo, aunque dijo que confiaba en que aparecerían oportunidades y sería capaz de considerarlas.

"Modestamente decepcionantes", dijo el analista de Bernstein Chris Hogbin sobre los resultados de Ahold, aunque destacó que había superado el desempeño de sus rivales estadounidenses y había crecido fuertemente en Holanda.

Hogbin también mostró su preocupación por la posibilidad de que la "ventana de oportunidades" para adquisiciones se estuviera cerrando a medida que se estabilizan las condiciones económicas.

El presidente ejecutivo de Ahold, John Rishton, rechazó el argumento y dijo que los competidores débiles se estaban volviendo más débiles en un ambiente comercial difícil.

"Las oportunidades aparecerán y nos beneficiaremos de ellas", dijo Rishton a periodistas, aunque declinó comentar sobre los reportes que señalan que Ahold podría realizar una oferta por el minorista holandés Hema.

Pese a las renovadas señales de una recuperación económica en Estados Unidos, el mercado de alimentos sigue siendo intensamente competitivo con el telón de fondo de un alto desempleo.

"Aunque mucha gente sigue hablando de que la recesión terminó, no es lo que estamos viendo", dijo Rishton.

"No diría que empeoró, pero ciertamente no está mejorando, y no creo que algo vaya a cambiar en el futuro cercano, ciertamente no en el cuarto trimestre", agregó.

Ahold, que opera 2.900 tiendas en 11 países, registró una ganancia operativa de 285 millones de euros en las 12 semanas finalizadas el 10 de octubre, por debajo del promedio de las proyecciones de los analistas, de 317 millones, en un sondeo.