La minera Anglo American incumplió las expectativas con una caída de casi un 40% en sus ganancias por una caída en los precios, y la firma ofreció una decepción adicional con un retraso de 12 meses en su proyecto de mineral de hierro en Brasil.

Anglo estuvo por debajo de las previsiones del mercado con una caída del 38% en su ganancia operativa a US$3.700 millones, un fallo achacado al disparo en los costos de producción.

Las ganancias subyacentes por acción fueron de US$1,380, casi la mitad del nivel visto el año pasado y nuevamente por debajo de las expectativas.

Pero los analistas también se refirieron a la demora en su proyecto Minas Rio, afectado por problemas de licencias, que ahora se espera comience a embarcar mineral por primera vez en la segunda mitad del 2014, un año más tarde que lo previsto, si se continúan los avances.

Anglo -que el año pasado volvió a elevar el costo estimado de la mina de mineral de hierro, advirtiendo que podría llegar a US$5.800 millones- dijo este viernes que está evaluando el impacto de los nuevos retrasos en los costos e informará al mercado a finales de este año.