Sao Paulo. Brasil Foods, el cuarto mayor exportador mundial avícola, reportó este jueves una caída peor a la esperada en sus ganancias del cuarto trimestre, debido a que los crecientes costos de las materias primas y una provisión tributaria extraordinaria golpearon su rentabilidad.

Las ganancias de la compañía brasileña cayeron un 66% a 121 millones de reales (US$66 millones), según una presentación ante el regulador financiero, en comparación a los 360 millones de reales  (US$197,3 millones) que logró el año anterior.

Las ganancias incumplieron la estimación de 272 millones de reales (US$149,1 millones) realizada en un sondeo de Reuters a cuatro analistas.

Brasil Foods registró una provisión extraordinaria de 215 millones de reales (US$117,8 millones) en el trimestre, dejando efectivo a parte anticipando el efecto de un impuesto por la integración de su filial Sadia.

Brasil Foods, que controla cerca de un cuarto del mercado avícola mundial, fue creada cuando el grupo alimenticio Perdigão adquirió a su endeudado rival Sadia en el 2009.

Sin esa provisión, la compañía dijo que su ganancia habría sido de 336 millones de reales (US$184,1 millones), apenas un 7% menos que el año anterior.

Mayores ventas de alimentos procesados y comidas congeladas en Brasil ayudaron al crecimiento de los ingresos en un 11% respecto al año previo, pero los crecientes precios de las materias primas presionaron los márgenes de beneficio. La débil demanda en Japón y Oriente Medio también presionó a los precios en esos mercados.

Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, EBITDA, cayeron un 4% a 920 millones de reales (US$504,3 millones), incumpliendo una estimación de 1.000 millones de reales (US$548,1 millones) del sondeo de Reuters.

El Ebitda como una parte de las ganancias, una medida de rentabilidad conocida como margen de Ebitda, cayó un 2,0 puntos porcentuales desde el año previo a un 13,0%.