Nueva York. Chevron reportó una utilidad trimestral mayor a la esperada gracias a un drástico incremento en los precios del crudo, así como por la venta de su participación en una compañía de oleoductos.

Pero Chevron sumó la modesta cifra de 240 millones de barriles de petróleo equivalente a sus reservas durante todo 2010, sólo cerca de un 24% del combustible que produjo.

"Fue un trimestre en general bueno, pero el reemplazo de reserva fue débil", dijo Pavel Molchanov, analista de Raymond James en Houston.

La utilidad subió a US$5.300 millones, o US$2,64 por acción, desde los US$3.100 millones, o US$1,53 por acción, del año anterior.

La cantidad superó cómodamente los US$2,41 por acción que analistas habían pronosticado en promedio, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Los ingresos en el trimestre subieron un 9% a US$51.900 millones.

La utilidad de su brazo de exploración y producción trepó un 16% a US$4.850 millones, mientras que el negocio de refinación y transporte marcó una utilidad de US$742 millones desde la pérdida del año anterior.

Chevron está planificando incrementos anuales en producción de gas y petróleo de un 1% anualmente hasta el 2014.

Se espera que el crecimiento repunte a entre un 4 y un 5% en los tres años posteriores, pero que sea conducido en general por masivos proyectos de gas en Australia.

Chevron aumentó además su posición en gas natural en Estados Unidos durante el cuarto trimestre con la anunciada compra de Atlas Energy.

Dada la relativa fortaleza de los precios del petróleo comparados con los del gas natural, la compañía está en la afortunada posición de obtener más de dos tercios de su producción actual general de los líquidos, frente a la cantidad de poco más de la mitad para el líder Exxon Mobil.

El precio de referencia del petróleo promedió US$85 por barril en el cuarto trimestre, sobre los US$9 del año anterior.

El gas natural se fue en la dirección opuesta. Los precios promedio en efectivo en el punto de entrega clave Henry Hub bajaron un 12% con respecto al año anterior.

Al cierre del jueves, las acciones de Chevron subían casi un 29% en los últimos doce meses, frente a la ganancia de un 22% para Exxon, que duplicó su exposición al deprimido mercado de gas natural estadounidense mediante su compra el año pasado de XTO.

El miércoles, sus rivales de menor tamaño ConocoPhillips y Occidental Petroleum Corp reportaron un alza en sus utilidades más altas y revelaron grandes incrementos de gasto de capital.
Exxon reportará sus ganancias el lunes, mientras que BP Plc y Royal Dutch Shell Plc darán sus resultados posteriormente en la semana.