El fabricante de gaseosas más grande del mundo, Coca-Cola, reportó este martes ganancias trimestrales que superaron por poco las expectativas, gracias a que la solidez en mercados emergentes compensó un declive en su negocio europeo.

Coca-Cola, que tiene marcas como Sprite, Fanta y Minute Maid, anunció que su ganancia neta fue de US$1.870 millones, o 41 centavos de dólar por acción, en el cuarto trimestre.

La cifra estuvo por encima de los US$1.660 millones o 36 centavos por papel del mismo periodo el año previo.

Excluyendo cargos por reestructuración y otros ítems extraordinarios, las ganancias fueron de 45 centavos por acción y superaron la estimación promedio de analistas, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Los ingresos aumentaron un 4 por ciento a 11.460 millones de dólares, mientras analistas esperaban ingresos por 11.530 millones de dólares.

Las acciones de Coca-Cola caían levemente un 0,2 por ciento a 38,52 dólares en operaciones previas a la apertura del mercado.