Madrid. La eléctrica española Endesa tuvo un beneficio neto de 1.219 millones de euros (US$1.529 millones) hasta septiembre, un 21,4% menos que en el mismo periodo de 2013, informó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el regulador bursátil español.

De acuerdo a la normativa contable, las ganancias en los nueve primeros meses incluyen la aportación de los activos en Latinoamérica recientemente vendidos a su matriz, la italiana Enel.

La división de España y Portugal ganó 755 millones de euros, un 27,1% menos, afectada por las medidas regulatorias, y el resultado bruto de explotación de la división se situó en 2.484 millones de euros, un 6,4% menos.

El negocio en Latinoamérica -traspasado a Enel tras el cierre de las cuentas- descendió un 9,91%, hasta los 464 millones de euros, principalmente debido al efecto del tipo de cambio.

Respecto a estas denominadas actividades interrumpidas, es decir, el negocio en Latinoamérica, de acuerdo a las actuales normas contables Endesa solo ofrece datos de beneficio neto, que cede un 9,9%.

Según la compañía, los resultados se vieron afectados por la devaluación de la moneda, el deterioro del negocio de distribución en Argentina, ajustes en Brasil y la caída de la generación en Chile.