La ganancia de Eli Lilly & Co. aumentó el 38% durante el tercer trimestre, frente al mismo período del año pasado, cuando el resultado fue golpeado por un cargo contable de US$549,8 millones.

Los ingresos, por su parte, aumentaron ligeramente en el trimestre.

La ganancia superó las expectativas de los analistas y la empresa farmacéutica elevó su proyección para la ganancia del 2010, a entre US$4,65 y US$4,75 por acción. En forma previa, anticipaba un beneficio anual de entre US$4,50 y US$4,65.

Tras subir antes de la apertura, las acciones bajaban el jueves por la mañana el 1,1% a US$35,62 en la bolsa de Nueva York.

El titular del directorio y presidente ejecutivo, John Lechleiter, dijo en un comunicado que las ventas internacionales de la empresa fueron sólidas y que la empresa siguió beneficiándose de las iniciativas de recortes de costos.

Las ventas del medicamento antipsicótico Zyprexa cayeron un 0,8%, mientras que las del tratamiento para la depresión Cymbalta aumentaron un 4,4%. Ambos medicamentos han ayudado últimamente a impulsar los resultados de Lilly. Los ingresos por el medicamento para el mesotelioma Alimta crecieron un 21%.

Lilly registró una ganancia de US$1.300 millones, o US$1,18 por acción, un incremento frente a los US$941,8 millones, u 86 centavos por acción, en el mismo período del año anterior.

Si se excluyen partidas como cargos por medidas de reestructuración y cargos del año anterior por litigios, la ganancia fue de US$1,21 por acción, un incremento frente a US$1,20.

Los ingresos escalaron un 1,7% a US$5.650 millones.

Según una encuesta de Thomson Reuters, los analistas esperaban, en promedio, que la firma anunciara una ganancia trimestral de US$1,15 por acción e ingresos de US$5.800 millones. En general, las estimaciones de los analistas excluyen las partidas extraordinarias.

Los márgenes brutos aumentaron del 81,1% al 82,5%.