Toronto.- Freeport-McMoRan Inc, la segunda mayor minera de cobre del mundo por producción, reportó este jueves un alza mayor a la esperada en sus ganancias del cuarto trimestre, impulsada por los precios más altos de las materias primas y el incremento de la productividad.

La compañía con sede en Arizona, que llegó a un acuerdo marco con el Gobierno de Indonesia en agosto para conseguir un nuevo permiso para su importante mina de cobre y oro Grasberg, dijo que las conversaciones estaban avanzando.

“Continuamos haciendo avances significativos en nuestras negociaciones en curso con el gobierno indonesio para restaurar la estabilidad a largo plazo de nuestras operaciones en Grasberg”, afirmó el presidente ejecutivo Richard Adkerson en una declaración.

Indonesia introdujo nuevas reglas para lograr un mayor control sobre recursos minerales en 2017 que requieren que las mineras desinviertan una participación mayoritaria en sus operaciones, renuncien a derechos de arbitraje y paguen nuevos impuestos y regalías.

Freeport, cuyo permiso para operar en Grasberg expira el 30 de junio, busca una extensión de su licencia de exportación, que expira el 16 de febrero.

Freeport reportó ganancias ajustadas de 51 centavos por acción en el cuarto trimestre, más que los 45 centavos arrojados en un sondeo entre analistas, e ingresos por US$5.040 millones.

Los precios promedio reales subieron a US$3,21 por libra de cobre, desde 2,48 dólares en el mismo periodo del año pasado, mientras que el precio promedio del oro avanzó a US$1.285 por onza, desde US$1.174 la onza.

Freeport reportó ventas consolidadas de 1.000 millones de libras de cobre y 593.000 onzas de oro en el trimestre. En octubre había proyectado ventas de 1.000 millones de libras de cobre y 625.000 onzas de oro.

Para 2018, Freeport espera ventas consolidadas de 3.900 millones de libras de cobre y 2,4 millones de onzas de oro, con 1.000 millones de libras de cobre y 675.000 onzas de oro en el primer trimestre.