General Electric, el mayor conglomerado de Estados Unidos, reportó el viernes un aumento mayor al esperado de sus ganancias del cuatro trimestre, que refleja sus esfuerzos por elevar los márgenes e impulsar sus ventas de equipos utilizados en la producción de petróleo y gas.

El mayor fabricante mundial de turbinas eléctricas y motores para aviones reportó una utilidad de US$4.010 millones, o US$0,38 por acción, para el cuarto trimestre frente a los US$3.730 millones de dólares, o US$0,35 por papel, del cuarto trimestre del 2011.

Excluyendo ítemes extraordinarios, las utilidades fueron de 44 centavos por acción, un centavo por arriba de las estimaciones de los analistas, de acuerdo con Thomson Reuters I/B/E/S.

Los ingresos aumentaron un 3,6% a US$39.330 millones, con lo que también superaron las previsiones de los analistas de US$38.760 millones en este renglón.

El crecimiento reflejó el cambio del presidente ejecutivo Jeff Immelt en la cartera de negocios de GE, hacia el sector de equipamiento para la industria energética.

"El panorama para los mercados desarrollados sigue incierto pero estamos viendo una expansión en China y en los países ricos en recursos", dijo Immelt en un comunicado.

Las acciones de la firma subían un 1,3% a US$21,57 en las operaciones previas a la apertura formal del mercado.