El grupo industrial estadounidense General Electric reportó este viernes una caída del 11,6% en su ganancia trimestral por un cargo tras la decisión de abandonar el negocio hipotecario en Irlanda, aunque las utilidades subieron en casi todas sus líneas de negocios.

El mayor conglomerado estadounidense dijo que en el primer trimestre ganó US$3.030 millones, o 29 centavos por acción, desde los US$3.430 millones, o 31 centavos por acción, del mismo período del año previo.

Los resultados incluyen el cargo de US$200 millones relacionado con su negocio irlandés.

La ganancia ajustada fue de US$0,34 por acción y las ventas sumaron US$35.200 millones.

Los analistas esperaban una utilidad de US$0,33 por acción y ventas por US$34.700 millones, según Thomson Reuters I/B/E/S.