Nueva York. El banco Goldman Sachs Group Inc reportó este martes una caída de sus ganancias del segundo trimestre, perjudicado por una conciliación con la Comisión de Valores de Estados Unidos por cargos de fraude y por un impuesto a los bonos para ejecutivos en Gran Bretaña.

Goldman, que resolvió un gran dolor de cabeza la semana pasada al acordar pagar US$550 millones para conciliar una demanda con los reguladores estadounidenses, dijo que las ganancias atribuibles a los accionistas ordinarios cayeron a US$453 millones, o 0,78 dólares por acción.

En el segundo trimestre de 2009, el banco reportó ganancias para los accionistas ordinarios de US$2.700 millones, o 4,93 dólares por acción.

La debilidad en sus divisiones de intermediación e inversión también pesó sobre las ganancias.

Además, Goldman dijo que las ganancias fueron impactadas por un gasto de US$600 millones relacionado con un impuesto en Gran Bretaña.

La entidad reportó ingresos por US$8.840 millones, un nivel levemente inferior a los US$8.938 millones estimados por los analistas.