Hasbro, el segundo fabricante de juguetes más grande de Estados Unidos, superó las expectativas de ganancias de Wall Street este lunes, luego de que la gestión de inventario ayudara a compensar ventas débiles.

Las noticias llegaron luego de que su rival más grande, Matel Inc también reportara utilidades trimestrales mejores a las esperadas, ayudada por los aumentos de precio y los controles de costos. El fabricante de las muñecas Barbies y los autos Hot Wheels dijo que estaba bien posicionado para la temporada de fin de año.

Hasbro, cuyas marcas incluyen Monopoly, G.I. Joe, Nerf y Mr. Potato Head, ha estado trabajando con sus socios minoristas estadounidenses para mejorar la administración de inventarios este año, buscando lanzar juguetes cerca de los períodos de máxima demanda.

La empresa sufrió durante la temporada de fin de año del 2011, cuando la demanda en Estados Unidos y Canadá disminuyó tras un fuerte inicio en el que es habitualmente el período de mejores ventas en el año.

Este lunes, la presidenta de operaciones de Hasbro, Deborah Thomas, dijo que planea aumentar sus esfuerzos en lo que describió como "un ambiente significativamente menor de inventario minorista en Estados Unidos".

El fabricante de juguetes dijo que espera "aumentar los ingresos y las ganancias por acción" para el año completo 2012, excluyendo el impacto de los cambios de divisas.

La utilidad neta en el tercer trimestre cayó a US$164,9 millones, o US$1,24 por acción, respecto de los US$171 millones, o US$1,27 por papel, del mismo período del año pasado. En promedio, analistas esperaban una ganancia de US$1,20 por acción, según Thomson Reuters I/B/E/S.

En tanto, las ventas cayeron un 2% a US$1.350 millones, por debajo del promedio de estimaciones de los analistas de US$1.380 millones.

La unidad de juguetes para niñas de Hasbro, reforzada por el lanzamiento de artículos importantes como Furby, protagonizó un aumento del 17% en los ingresos.

En contraste, su unidad de juguetes para varones disminuyó un 12%, mientras que la unidad de niños de preescolar cayó un 5%.