Londres. El holding de aerolíneas IAG expresó confianza en el desempeño previsto para el 2018, aunque una caída en sus ganancias del cuarto trimestre generó una baja en el precio de sus acciones.

El grupo dijo que espera sumar asientos en sus operaciones para aprovechar una sólida demanda por viajes, al tiempo que mantiene los costos bajo control.

Las acciones de IAG bajaban un 4,5% a US$0,82, algo que analistas de Goodbody atribuyeren a unos resultados peores a lo previsto en el cuarto trimestre.

El resultado operativo recurrente de todo el 2017 subió un 18,9% a US$3.708 millones. En el cuarto trimestre, el resultado bajó a US$719 millones, desde US$762 millones en el mismo trimestre del año anterior.

La firma anunció un nuevo plan de recompra de acciones, pese a los resultados del último trimestre.

"Lo importante para nosotros, que creo es lo que nos diferencia de un montón de competidores, es que estamos esperando un crecimiento en la capacidad de un 6,7%", dijo el presidente ejecutivo Willie Walsh a periodistas.

El holding, que agrupa a las aerolíneas BA, Iberia, Vueling y Aer Lingus, dijo que sus ingresos se incrementaron un 1,8% a US$28.254 millones en 2017.

El beneficio neto subió un 3,5% a US$2.490 millones.

British Airways aportó unos US$2.157 millones de euros al resultado operativo, Iberia US$462 millones, Aer Lingus US$330 millones-- con el mejor margen operativo de las cuatro aerolíneas-- y Vueling US$231 millones.