Ciudad de México. Fresnillo incumplió las expectativas de ganancias anuales y pronosticó este martes un alza en sus costos, lo que hizo que las acciones de la minera de metales preciosos cayeran más de 5%.

La compañía, que tiene minas de oro y plata en México, dijo que espera que el costo de la inflación en 2018 supere el 7%, en comparación con el 6,4% que enfrentó en 2017.

"Creemos que (la inflación de costos) es totalmente manejable", dijo el director financiero de la empresa, Mario Arreguín, que añadió que Fresnillo está buscando la manera de hacer los costos más eficientes.

Las ganancias de la empresa antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización aumentaron un 2,7% a US$1.060 millones en el año terminado el 31 de diciembre, pero estuvieron ligeramente por debajo del pronóstico de US$1.090 millones de Thomson Reuters I/B/E/S.

Fresnillo dijo que espera que la producción de plata en 2018 suba a un rango de entre 67 y 70 millones de onzas, con la segunda fase de San Julián.

El costo de ventas también aumentó un 14,1% a US$1.170 millones en todo el año, principalmente debido a un mayor gasto en producción.

Los ingresos aumentaron un 9,9% a US$2.000 millones, impulsados ​​por una producción récord de plata, mayores volúmenes del zinc y un alza en los precios de los metales básicos.

La producción de plata aumentó un 16,6% a 58,7 millones de onzas, ya que la primera fase de la mina de plata y oro mina San Julián, en México, operó a plena capacidad durante un año completo por primera vez.

Fresnillo dijo que espera que la producción de plata en 2018 suba a un rango de entre 67 y 70 millones de onzas, con la segunda fase de San Julián haciendo una "contribución significativa", ya que comenzó a funcionar a plena capacidad.