Río de  Janeiro. La constructora naval OSX, del conglomerado de empresas EBX, del magnate brasileño Eike Batista, informó este martes que cerró el tercer trimestre del año con ganancia neta de 8,2 millones de reales (unos US$4 millones), 75% menos que el resultado logrado en similar período de 2011.

Aunque la compañía todavía no genera beneficios, hubo mejoras respecto al 2011

Así, el Ebit (lucro antes de intereses e impuestos) fue de -4,7 millones de reales (-US$2,3 millones), ante el perjuicio de 38 millones de reales (US$18,7 millones) que hubo en el tercer trimestre del año pasado.

Asimismo, los ingresos subieron un 174%, totalizando 80,3 millones de reales (US$39,5 millones), mientras que los gastos subieron en menor proporción, un 48%, con lo que el beneficio bruto pasó de los 4,2 millones de reales (US$2,06 millones) hasta los 43,1 millones de reales (US$21,23 millones).

Por su parte, los costos operacionales subieron un 13% y alcanzaron los 47,8 millones de reales (US$23,5 millones).

A finales de septiembre, la deuda líquida de OSX era de 4,51 billones de reales (US$2.221 millones).

Durante octubre, el consejo de administración de OSX aprobó un ejercicio de opción de hasta US$1 billón por parte de Eike Batista, con lo que el controlador podrá aportar este dinero, dependiendo de la necesidad de capital de la empresa.

En el balance, la dirección aseguró que US$250 millones serán ejercidos hasta noviembre y US$250 millones más hasta marzo próximo.

En su informe del tercer trimestre, OSX agregó que tiene 23 pedidos en cartera: 5 plataformas flotantes y 4 plataformas fijas para la petrolera OGX, del mismo grupo EBX, además de un navío lanzador de línea para Sapura, 11 navíos tanque para Kingfish y la integración de dos plataformas flotantes para Petrobras.

"En este trimestre, obtuvimos una importante expansión de nuestra base de clientes, pasando a incluir directamente Petrobras, el mayor símbolo del sector de óleo y gas brasileño", resaltó OSX en su balance.