Río de Janeiro. La petrolera administrada por el Estado brasileño Petrobras reportó este jueves una caída interanual del 89% en su utilidad neta en el segundo trimestre, una cifra mayor a la esperada y atribuida por la empresa a un cargo por única vez por los activos de bajo rendimiento.

La ganancia neta de Petroleo Brasileiro SA disminuyó a 531 millones de reales (US$150,4 millones), desde 4.960 millones de reales (US$1.413 millones) en el mismo período del año previo, informó la compañía en un comunicado enviado a los reguladores.

Eso se compara con la ganancia promedio de 4.000 millones de reales (US$1.139 millones) estimada por 12 analistas encuestados por Reuters.

La utilidad fue golpeada principalmente por la decisión de asumir un cargo de 1.280 millones de reales (US$364,6 millones) relacionado con sus unidades de gas y energía, refinación y suministro y exploración y producción.

Petrobras también tuvo un inesperado cargo de 1.600 millones de reales (US$455,7 millones) para resolver un problema de impuestos con el gobierno federal de Brasil.

El presidente ejecutivo, Aldemir Bendine, quien asumió el cargo en febrero, ha estado luchando para limpiar un balance socavado por un escándalo de corrupción masiva y sobornos, además de la fuerte caída en los precios del petróleo.

El presidente ejecutivo, Aldemir Bendine, quien asumió el cargo en febrero, ha estado luchando para limpiar un balance socavado por un escándalo de corrupción masiva y sobornos, además de la fuerte caída en los precios del petróleo.

Petrobras, bajo la administración de Bendine, está recortando la inversión para controlar una deuda por US$134.000 millones, la más grande de cualquier compañía petrolera.

"Queremos dejar a la compañía en una situación en la que tenga los más altos niveles de gestión en el mundo", dijo Bendine a periodistas en la sede de la firma en Río de Janeiro la noche del jueves.

"Queremos que la empresa cumpla con sus responsabilidades y los retos que enfrenta su saneamiento", añadió.

Tomando en cuenta la necesidad de asumir los cargos por el deterioro de los activos y por gastos tributarios, Bendine dijo que las ganancias de la compañía, una de las más pequeñas en los últimos años, "fueron geniales".

Petrobras reportó ventas netas -total de las ventas menos los impuestos sobre esas ventas- de 79.900 millones de reales, y ganancias ajustadas antes de interés, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) de 19.800 millones de reales.