La brasileña Petrobras reportó este viernes una inesperada caída en su ganancia trimestral, porque las pérdidas de su unidad de refinación crecieron a pesar de que en junio subió el precio de la gasolina por primera vez en seis años.

La ganancia neta consolidada de Petrobras fue de 5.567 millones de reales (US$2.700 millones) en los tres meses que culminaron el 30 de septiembre, comparada con los 6.340 millones de reales del tercer trimestre de 2011.

La estimación promedio de un sondeo de Reuters a 16 analistas apuntaba a un aumento de 20% de las ganancias a 7.600 millones de reales en el trimestre.

Las ventas netas, o el total de ventas menos el impuesto que se les aplica, subieron 15% a 71.800 millones de reales, superando levemente la estimación del mercado de 71.100 millones de reales.

Producción. La producción de petróleo y gas del trimestre sumó 2,523 millones de barriles equivalentes por día , una caída de 2% frente al segundo trimestre y un retroceso de 2,2% interanual, detalló Petrobras.

La firma atribuyó la caída a paradas técnicas más largas que lo planeado.