Londres. La petrolera anglo-holandesa Royal Dutch Shell reportó este jueves un aumento del 11% en sus ganancias del cuarto trimestre, con lo que superó las previsiones del mercado, debido a que los mayores precios del petróleo compensaron una caída del valor del gas en Estados Unidos.

La mayor compañía petrolera de Europa por capitalización de mercado dijo este jueves que su utilidad neta según sus actuales costos de suministro, una medida clave de rentabilidad del sector, fue de US$7.660 millones.

Excluyendo ítemes extraordinarios, la ganancia fue de US$7.270 millones, comparada con una estimación de US$6.700 millones en un sondeo entre analistas.

Las acciones clase A de Shell que se negocian en la bolsa de Londres ganaban un 2,5% a las 12:44 GMT de este jueves, frente a una subida de un 0,6% del índice general del sector de petróleo y gas de Europa.

Los analistas de Citigroup dijeron que las previsiones del mercado para las ganancias futuras de Shell probablemente crecerían tras los resultados.

Shell elevó su meta para venta de activos en el 2012 a US$4.000 millones desde US$2.000 millones a US$3.000 millones, siguiendo una tendencia en la industria de intentar modificar sus carteras con mayor regularidad.

Al deshacerse de activos maduros en una etapa previa de su ciclo de vida, las compañías esperan concentrar sus reservas en actividades de mayor crecimiento.

La producción fue un 1,4% mayor en el trimestre comparado con el mismo período del año previo, con 3,55 millones de barriles de petróleo equivalente por día.

Los precios del crudo Brent promediaron US$118,60 por barril en el trimestre pasado, un aumento respecto de los US$105,43 del año previo.

Los precios del gas natural de Estados Unidos han descendido a niveles cercanos a mínimos en 10 años por el auge de la producción de gas de esquisto, que llevó el suministro a un nivel próximo a un máximo histórico.

Sin embargo, esto ha sido contrarrestado por los precios fuertes del gas natural licuado en Asia, debido al cierre de las plantas nucleares japonesas tras el desastre de Fukushima.

La división de refinerías de Shell produjo un resultado subyacente menor a pesar de la leve mejoría en los márgenes de la industria.

El presidente ejecutivo, Peter Voser, declaró que esperaba que la debilidad en la división continúe, y que los bajos precios del gas natural en Estados Unidos sigan afectando a los beneficios.

"En refinación y comercialización y el gas natural de Estados Unidos vemos continuos desafíos para nuestra industria", sostuvo.

La petrolera estadounidense ConocoPhillips reportó una caída de un 1% en las ganancias subyacentes la semana pasada, en parte por la debilidad de los precios del gas natural estadounidense.

Las ganancias según los actuales costos de suministro descartan ganancias o pérdidas no realizadas relacionadas con cambios en el valor de los inventarios, y como tal, son comparables con los beneficios netos bajo las normas contables de Estados Unidos.