Francfort. Siemens, el mayor conglomerado europeo de ingeniería, superó los pronósticos de su ganancia en su primer trimestre gracias a la robusta demanda de las economía emergentes de rápido crecimiento.

Como la mayoría de sus pares alemanes, Siemens depende fuertemente de las exportaciones de bienes manufacturados a China, Brasil, India y Rusia para impulsar su crecimiento, beneficiándose de la agresiva inversión en infraestructura en esos países.

"Las órdenes y utilidades crecieron en todas las regiones, particularmente en los mercados emergentes", dijo este martes el presidente ejecutivo Peter Loescher, refiriéndose al primer trimestre que concluyó en diciembre.

Siemens, cuyos productos van desde turbinas y trenes rápidos a aparatos de audición y bombillas de luz, reportó que su ganancia neta en sus operaciones continuas subió un 17% a 1.790 millones de euros (US$2.440 millones) en el trimestre.

Esto superó el pronóstico promedio de 1.470 millones de euros obtenido en una encuesta de Reuters.