Caracas. Las disminuidas ganancias obtenidas durante el ejercicio 2009, muestran la imposibilidad que tiene Petróleos de Venezuela (Pdvsa) para realizar inversiones.

La memoria y cuenta 2009 de la petrolera, muestra que las ganancias netas se contrajeron de US$8.356 millones en 2008 a US$6.528 millones durante 2009.

El propio desglose de cómo se distribuyeron los ingresos totales, que también retrocedieron 42,3%, son muestra clara de las estrechas finanzas que maneja la estatal petrolera.

El documento oficial, que maneja cifras aún no auditadas, señala que los porcentajes rojos son consecuencia de la estrepitosa caída de las cotizaciones del crudo durante 2009.

La cesta petrolera venezolana promedió US$57,8 el barril, lo cual significó una caída de 32,3% respecto al promedio de US$86,5 el barril registrado en 2008.

La empresa Ecoanalítica destaca que Pdvsa, en la memoria y cuenta afirma haber realizado en 2009 inversiones en las filiales nacionales por US$15.428 millones en comparación con los US$15.444 millones de 2008, apenas una diferencia de 16 millones de dólares.

"A primera vista se ve muy bien, pero al revisar en qué áreas se invirtieron la situación cambia sustancialmente. Las inversiones propias de la industria petrolera disminuyeron en US$1.164 millones, mientras que las inversiones en sectores no petroleros (como alimentos) aumentaron US$1.148 millones. Pero lo más dramático es que la inversión en exploración y producción cayó en US$1.746 millones (-18,5% con respecto a 2008)", precisa el análisis de la empresa consultora.

La deuda consolidada de la estatal petrolera cerró durante 2009 en US$21.681 millones, lo cual representa un aumento de 43,6% en relación con el año previo. Factor también que evidencia necesidades financieras.