Whirlpool Corp reportó este martes ganancias trimestrales mayores a las esperadas gracias a un aumento de precios y una mejor productividad, lo que llevó al mayor fabricante mundial de electrodomésticos a elevar su panorama de utilidad para todo el año.

Las noticias impulsaron las acciones de Whirlpool a su mayor nivel desde abril del 2011 y se dieron a conocer un día después de que su rival sueco Electrolux dijera que espera que la demanda permanezca débil en Europa y que planea seguir adelante con recortes de costos y producción en ese mercado.

Los fabricantes de electrodomésticos han luchado con los altos costos de las materias primas y la débil demanda en Europa, por lo que se han visto obligados a elevar sus precios y depender más de los mercados que aún están en crecimiento como Latinoamérica.

Whirlpool, dueño de las marcas Maytag y KitchenAid, elevó los precios en julio. Electrolux y Whirlpool también aumentaron los valores el año pasado para traspasar los crecientes costos de las materias primas a los clientes.

En ese momento, los analistas temían que las medidas pudieran afectar su participación de mercado, en especial mientras rivales surcoreanos como LG Electronics Inc y Samsung Electronics Co Ltd mantenían sus precios sin cambios.

A pesar del escepticismo, Whirlpool ha logrado seguir adelante con sustanciales alzas en los precios, en especial en su mayor mercado, Norteamérica, dijo Brian Sozzi, analista en jefe de NBG Productions.

"Tuvieron (...) las agallas para elevar los precios en el 2011 en un mercado que no era muy receptivo y se estancaron", dijo Sozzi.

Aún así, las ventas declinaron en el tercer trimestre, al igual que en muchas otras firmas manufactureras expuestas al mercado europeo y a cambios en las tasas cambiarias extranjeras. Las ventas de Whirlpool cayeron a US$4.500 millones desde los US$4.630 millones de un año atrás. Analistas esperaban ventas de US$4.580 millones.

La compañía aún espera que los envíos de la industria en el 2012 alcancen un nivel entre estable y con baja del 2% en Estados Unidos y que muestren un incremento de entre 7% y 10% en Latinoamérica. La firma espera un descenso en los embarques de entre 5% y 7% en Asia y de entre 2% y 3% en Europa, Oriente Medio y Africa.

Whirlpool reportó una caída de su utilidad neta a US$74 millones, o US$0,94 por acción, desde los US$177 millones, o US$2,27 por papel, de un año atrás.

Excluyendo cargos por reestructuración, créditos tributarios en Brasil y otros ítemes extraordinarios, la firma anotó una ganancia de US$1,8 por acción. Los analistas esperaban, en promedio, una utilidad de US$1,6 por papel, de acuerdo con Thomson Reuters I/B/E/S.

Para todo el año, la firma pronosticó ganancias por entre US$6,90 y US$7,10 por papel, excluyendo ítemes extraordinarios, lo que implica un incremento desde la estimación anterior de entre US$6,50 y US$7,00.