Londres. El cobre subía este lunes, ya que operadores y fondos revertían sus apuestas de precios más bajos, aunque la prolongada guerra comercial entre Estados Unidos y China y su consiguiente perjuicio al crecimiento y la demanda a nivel global limitaban las ganancias.

A las 0947 GMT, el cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME) ganaba un 0,4%, a US$5.927 la tonelada.

Operadores dijeron que la ruptura del promedio móvil de 21 días a US$5.925 generó órdenes técnicas que llevaron los precios a un máximo de sesión de US$5.946,50.

La compra se vio reforzada por un declive de los inventarios del metal rojo en almacenes de la LME, que cayeron en 4.675 toneladas, a 298.300 toneladas.

Fondos y operadores habían apostado por precios más bajos después de que los inventarios de cobre en la LME subieron la semana pasada de 239.925 a 300.000 toneladas.

En otros metales básicos, el zinc cedía un 0,5%, a US$2.396 la tonelada, tras tocar los US$2.388, a solo US$1 del mínimo de seis meses tocado este viernes.

El aluminio mejoraba un 0,3%, a US$1.808 la tonelada; el plomo ganaba un 1,2%, a US$1.892; el estaño cedía un 0,5%, a US$18.260; y el níquel avanzaba un 1%, a US$12.605.