Sao Paulo. La siderúrgica brasileña Gerdau SA reportó este miércoles una fuerte caída de sus ganancias netas, debido a una disminución de las ventas en sus divisiones doméstica y en América del Norte.

Gerdau, la mayor productora de planchas de acero de América, sufrió una caída de 32,6% en sus utilidades netas en el segundo trimestre a 265 millones de reales (US$76,37 millones), que se compara con una ganancia de 393 millones de reales (US$113,4 millones) en el mismo periodo del año pasado.

La compañía dijo en un documento presentado al regulador que sus volúmenes de ventas en el mercado brasileño se hundieron un 20,5% debido a una desaceleración de la actividad industrial y del sector de la construcción.

Las proyecciones apuntan a que la economía brasileña se contraerá cerca de un 2% este año y registrará un crecimiento nulo en el 2016, debido a que las elevadas tasas de interés, la caída en los precios de las materias primas y las medidas de austeridad del Gobierno han tenido impacto sobre la confianza del consumidor y el consumo doméstico.

Las ventas de la división de Gerdau en América del Norte declinaron un 6,4% respecto del mismo periodo del año previo. La compañía dijo que, a nivel comparativo, el retroceso se produjo por una mayor competencia a partir de importaciones y tras un segundo trimestre excepcionalmente sólido en 2014.

Los ingresos netos consolidados subieron un 3% en la medición año a año, a 10.760 millones de reales.

El mes pasado, la siderúrgica anunció planes de gastar 1.989 millones de reales en la compra de cuatro plantas como parte de un programa de reorganización.

Las ganancias de Gerdau antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, una medición de eficiencia conocida como EBITDA, aumentaron un 1,2% a 1.184 millones de reales (US$341,7 millones).