La firma gigante de agronegocios Cargill Inc dijo este jueves que sus ganancias trimestrales subieron fuertemente, con contribuciones de sus cinco principales segmentos operativos, pero advirtió que el impacto de la peor sequía estadounidense en medio siglo seguía teniendo efectos.

La estadounidense Cargill, una de las corporaciones que no cotizan en el mercado más grandes del mundo, registró ganancias netas de US$975 millones para el primer trimestre del año fiscal 2013, que culminó el 31 de agosto, frente a US$236 millones en el mismo trimestre hace un año.

Las ganancias se comparan con los US$73 millones de utilidades en el trimestre de marzo a mayo, las ganancias trimestrales más bajas de la compañía desde 1991.

Los ingresos para el primer trimestre fueron de US$33.800 millones frente a US$34.600 millones en el mismo período del año anterior, dijo la compañía en una declaración.