Nueva York. Coca-Cola reportó este martes una desaceleración en las ventas en Norteamérica, pero aun así informó ganancias ligeramente mejores a las esperadas por la fortaleza en mercados emergentes como China y Rusia.

El mayor fabricante mundial de bebidas gaseosas, genera la mayor parte de sus negocios fuera de Estados Unidos, algo que lo mantenido con el favor de los inversores pese a los problemas en su mercado nacional, donde el anémico crecimiento del empleo ha minado las ventas de las bebida cola.

Al mismo tiempo, la volatilidad en los mercados de materias primas ha llevado a un incremento en los costos de los empaques, los endulzantes y la fruta.

La compañía, con base en Atlanta, dijo que subió los precios en Norteamérica un 1% a un 2% en el trimestre y que sigue comprometida a incrementos de un 3% a un 4% en el segundo semestre del año para ayudar a compensar costos.

Pero el analista de Morningstar, Philip Gorham, dijo que subir los precios nuevamente podría ser difícil, dado el delicado estado del gasto del consumidor tras el débil crecimiento del empleo en Estados Unidos durante junio.

"La fijación de precios debería ser guiada por el consumidor, pero el problema es que el consumidor, en particular el del segmento más bajo, es conducido por el desempleo, que volvió a subir", dijo Gorham. "Sencillamente no creo que el ambiente esté bien para subir los precios".

Todavía cumpliendo. Coca-Cola reportó una ganancia neta del segundo trimestre de US$2.800 millones, o US$1,20 por acción, que se compara con un beneficio de US$2.370 millones, o US$1,02 por papel, del mismo período del año anterior.

Excluyendo partidas extraordinarias, las ganancias fueron de US$1,17  por título. Los analistas, en promedio, esperaban US$1,16 por papel, según Thomson Reuters.

Los ingresos aumentaron a US$12.740 millones, con un incremento en el volumen mundial de un 6%. Los analistas esperaban ventas de US$12.380 millones.

Las acciones de la compañía subían este martes un 2,2%, o US$1,54, a US$68,66 en la Bolsa de Nueva York.

Gary Bradshaw, gerente de cartera de Hodges Capital Management, dijo que la compañía "sigue cumpliendo" de cara a los problemas macroeconómicos, y siendo así, él seguiría aumentando su posición sobre el título.

"La acción no está baratísima, pero tampoco está cara. Sigo aumentando (la posición) en una nueva cuenta, dado que entra más dinero", dijo Bradshaw.

Coca-Cola además dijo que planea recomprar al menos US$2.500 millones en papeles para finales de año, que según el analista Mark Swartzberg, de Stifel Nicolaus, ha subido desde el precio objetivo previo de US$2.000 millones.

Los volúmenes de Coca-Cola el mundo subieron un 6%.

El volumen en Norteamérica, sin contar marcas con licencia cruzadas como Dr Pepper, se mantuvo estable en el trimestre. El resultado se compara con el incremento de un 2% en el primer trimestre, un 3% en el cuarto trimestre y un 2% en el tercer trimestre.

El volumen se incrementó un 6% en América Latina, un 5% en Europa, un 7% en el segmento de Eurasia y Africa y un 7%  en la región del Pacífico.

El volumen creció un 24% en China, un 17% en Rusia y un 7% en México.